• Tras el empate (1-1) en Valdepeñas, el CD UMA Antequera quiere certificar su buen momento de forma con un triunfo este sábado, a las 17.00 horas, en el Argüelles frente al CD Atlético Mengíbar

Málaga.- El Pabellón Fernando Argüelles asume este sábado, a las 17.00 horas, un papel decisivo. El CD UMA Antequera vuelve a pisar el parqué antequerano después de vencer con contundencia al Prone Lugo FS (5-0). En esta ocasión, recibe al CD Atlético Mengíbar en un atractivo derbi andaluz en el que quiere rubricar el buen momento de forma de la plantilla con tres puntos importantes. Los jiennenses ocupan una plaza de playoff, y a pesar de ser un conjunto recién ascendido a Segunda División, su adaptación a la categoría ha sido extraordinaria. Se han hecho fuertes en casa y a domicilio ha conseguido vencer en tres ocasiones. La alta dificultad de la décimo séptima fecha del calendario liguero obliga a la construcción de un atmósfera idónea para disfrutar del fútbol sala por parte de la afición universitaria. Los ánimos desde la grada se deben transformar en un impulso de los jugadores hacia un buen resultado.

La visita a Valdepeñas, en la que los chicos de Manuel Luiggi “Moli” contaron con el aliento de un grupo de aficionados, marcó el inicio del capítulo final de la temporada. El equipo compitió al máximo nivel en una de las canchas más complejas de la competición. Se sobrepuso a un gol en contra, empató el choque y dispuso de ocasiones para llevarse un premio mayor. Ese punto de oro confirmó que no es una casualidad la plaza que ocupa en la clasificación, cuarto con 31 puntos. Las claves de la gran dinámica de resultados se equiparan con los puntos fuertes implantados por el entrenador malagueño: consistencia defensiva, fiabilidad en las jugadas de estrategia y efectividad en la culminación de las situaciones ofensivas.  Durante toda esta semana, el grupo ha trabajado con la convicción de no fallar en casa. Sumar todos los puntos en el Argüelles es la premisa del vestuario.

“Esta semana estoy muy contento con el trabajo del equipo. Todos están disponibles y se han ejercitado con muchas ganas. He planteado sesiones de entrenamientos muy intensas a las que el grupo ha respondido de una forma fantástica. Cada día tienen más asimilados todos los conceptos del juego, siguen corrigiendo los pequeños fallos que surgen y marcan un ritmo altísimo. Estamos preparados para medirnos a Mengíbar e intentar transformar el apoyo de nuestra afición en una victoria importante”, expresa Moli.

Mengíbar aborda su compromiso frente a los universitarios con el respaldo de una valiosa victoria en la última jornada frente al CD Rivas Futsal. Ganó 4-2 y distanció a nueve puntos a uno de los conjuntos que buscaban reengancharse a la lucha por un puesto en playoff. Javi Garrido ha conjuntado un bloque muy sólido al que lleva dirigiendo durante varias temporadas. En su Pabellón ha fructificado un juego intenso y los buenos marcadores han ido apareciendo. “El partido del sábado presenta una gran dificultad. Mengíbar tiene calidad para crearnos muchos problemas. Sus jugadores están muy acoplados y son muy peleones”, advierte el técnico.

Ni universitarios ni jiennenses se habían enfrentado hasta el duelo de la primera vuelta. El Pabellón Sebastián Moya Lorca albergó un encuentro disputado en el que el CD UMA Antequera impuso un ritmo alto con el que desgastó a su rival. Las paradas de Conejo fueron claves, algo que se ha convertido en un hecho habitual, y la puntería de cara a portería fue alta (3-5). Este precedente va a estar muy presente en el choque de vuelta. Mengíbar juega muy cómodo con Fran Peña en la posición de pívot y cuenta con grandes lanzadores desde fuera del área.  Conseguir frenar las variantes de los visitantes, centra el mensaje de Moli a su plantel con el objetivo de motivarlos a alcanzar la victoria.

Comenta esta noticia de Redacción Sur