Tribuna Libre.- Poco mas de un año faltan para las próximas elecciones autonómicas en Andalucía y a nuestra presidenta de la Junta de Andalucía se le acumula el trabajo y es que a Susana le queda mas trabajo que días en para afrontar unas elecciones que va muy cuesta arriba para su Psoe.

Mientras ella juega al tú la llevas con el Psoe en Madrid, aquí en Andalucía parece que poco a poco tal y como decía Blas Infante, los Andaluces empiezan a levantarse.

Granada ya está en la calle por su incomunicación ferroviaria por parte de la Junta de Andalucía, pues a día de hoy junto Jaén y Almería, son las provincias Andaluzas con menos combinaciones posibles para viajar a cualquier parte de España.

En Cadiz, la provincia con más desempleo de toda España, la cosa también está caliente, pues a la falta de proyectos para solucionar el problema del desempleo, tenemos que añadir los problemas en la Sanidad que cada día son más denigrantes con los gaditanos que día a día utilizan los pocos servicios sanitarios públicos que existen en la provincia.

En Cádiz también se le añade el gran problema de los estibadores, que siendo Algeciras el principal puerto de España, tienen mas apoyo por parte de sindicatos que de la propia junta de Andalucía.

No podemos olvidarnos de Huelva, pues con el proyecto de Gas Natural por destrozar el Parque nacional de Doñana con las perforaciones, Susana ni se pronuncia sobre ello y dado que uno de los principales hombres fuerte de Gas Natural es su amigo y principal apoyo para su salto a Madrid, Felipe González, utiliza la táctica de no hablar de ello y rezar para volver a ganar las elecciones de 2018 para que el proyecto llegue a realizarse sin influir negativamente en el resultado electoral.

Málaga, Córdoba y Sevilla, son puntos calientes en el tema de Sanidad pública, pues lo que a principios del actual siglo, eran el icono en infraestructuras y personal sanitario, cosa que ahora son un claro ejemplo de recortes y despidos.

Por otro lado, Andalucía en su totalidad también está sufriendo por los desahucios y los recortes en educación, pues a pesar de que son pocos los medios de comunicación que hablan ya de los desahucios, cada día son muchas las familias que siguen sufriendo los desahucios sin que nadie les de una solución.

Pero a pesar de todos estos problemas que Andalucía tiene, la única preocupación de nuestra presidente, no es otro que buscar apoyos para dar el salto a la secretaria general del Psoe, pues la mayor preocupación en estos momentos para Susana Díaz, se llama Patxi López y Pedro Sánchez.

Podemos solucionar los problemas de Andalucía con partidos Andaluces, pero a día de hoy no existe un partido serio, fuerte y con el apoyo suficiente para hablarle cara a cara a Susana, pues vemos que están partidos como Nación Andaluza, que no dudo en aliarse con Podemos en las pasadas elecciones generales, también tenemos al Partido Andalucista escondidos detrás de unas nuevas siglas (Andalucía por si) pero que ya sabemos la trayectoria del PA y mas sabiendo que cuenta con el mismo director de orquesta que destruyo el PA, pero escondido detrás de una marioneta y también surgió de la nada un partido nacionalista, el partido Somos Andaluces, el cual yo estuve en sus filas en sus inicios y que tras elegir un camino que yo no comparto, decidí desvincularme, pero que a día de hoy no cuenta con el apoyo necesario para hablarle de tú a tú al Psoe.

Pero como andaluz, lo que verdaderamente me preocupa, es que en Andalucía volveremos a tener al Psoe como máxima fuerza política y volverá a gobernar, pues las encuestas van a la baja, pero el Psoe nunca tuvo problemas para pactar con el que sea para asegurarse el sillón de la presidencia. Seguramente en 2018 tras las elecciones, volveremos a escuchar el “Yo no los vote” de todos los andaluces/as, pero el Psoe estará en la presidencia.

Víctor Manuel Vaca Arcila.

Comenta esta noticia de Redacción Sur