• Oña solicitó al presidente del Parlamento andaluz, hace un año y medio, poder visitar las instalaciones del actual colegio Indira Gandhi y la citaron para hoy a las 16 horas
  • Sin embargo e inexplicablemente, ni la directora ni ningún responsable del centro estaba en las instalaciones a la hora indicada para mostrárselas tal y como convino con la Junta

Mijas (Málaga).- La vicepresidenta primera del Parlamento de Andalucía y diputada por el PP en la Cámara Autonómica, Esperanza Oña, ha denunciado hoy el desprecio en forma de plantón con el que ha sido distinguida hoy por parte del Gobierno de la Junta de Andalucía. Y es que ningún responsable del colegio Indira Gandhi la ha recibido en el centro a pesar de contar con una cita formal expedida por el presidente del Parlamento regional desde el pasado 30 de enero, un año y medio después de su solicitud, que fue remitida el 17 de septiembre de 2015.

“El presidente me dijo que viniera hoy a las 16 horas y aquí estábamos, tanto la concejal Carmen Márquez como yo, y nos encontramos con que no había nadie informado de esta visita ni ningún responsable del mismo esperándonos. Esto no es serio. Es un plantón en toda regla. Es un nuevo boicot del Gobierno de la Junta de Andalucñia. No sé que pretenden ocultar porque ya sabemos todos que los niños llevan más de siete años en aulas prefabricadas. Ya sabemos todos que ha costado sangre, sudor y lágrimas que hicieran caso a los padres para que construyeran el nuevo centro. Sabemos que tenían el terreno y daban promesas falsas a los padres que luego nunca cumplían. Parece ser que no hay forma de poder visitar este colegio”, dijo la parlamentaria popular.

Actualmente, más de 500 niños asisten a clase en los trece módulos de aulas prefabricadas que conforman el centro, el único de Andalucía integrado en su totalidad por caracolas o barracones, como popularmente se les conoce. Felizmente, aunque con siete años de retraso, las obras del futuro colegio comenzaron el pasado mes de septiembre, “pero no conocemos con claridad los plazos, ni qué ritmo llevan las obras y tampoco sabemos en qué condiciones” están estudiando los alumnos que cursan sus estudios primarios en estas instalaciones provisionales, como añadió.

“Ni el día ni la hora de la cita las he puesto yo. Tampoco me he inventado las numerosas quejas que nos han trasladado los padres de los alumnos de este centro. Si hay una cita concertada y autorizada por el presidente del Parlamento lo normal es que alguien nos reciba. Entendemos que no son formas hacerlo sin que haya ningún responsable aquí presente. No queríamos incomodar al único personal presente en el centro, el de limpieza y comedor, así que hemos decidido quedarnos fuera”, manifestó Esperanza Oña.

En este sentido, la diputada andaluza del PP anunció que elevará una queja formal al presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán (PSOE), a fin de dejar constancia de esta “burla”, como ella misma calificó.

Por su parte, Carmen Márquez agradeció la paciencia de la vicepresidenta primera de la Cámara Andaluza así como el apoyo que siempre ha prestado a Mijas en materia de educación, y especialmente, a los niños y padres del colegio Indira Gandhi. Al mismo tiempo, recordó que ni la actual responsable de la Consejería de Educación, Adelaida de la Calle (PSOE), ni sus antecesores en el cargo “se han dignado a visitar el colegio” pese a la insistencia de la propia Márquez “cuando era concejal de Educación” ni a la de los padres del centro.

Comenta esta noticia de Redacción Sur