Tener una vida saludable en todos sus aspectos contribuye a alejar significativamente a las enfermedades, por lo tanto, lo que recomiendan desde los organismos de salud es instaurar hábitos que sean para toda la vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que “se adopte un estilo de vida saludable a lo largo de todo el ciclo vital, con el fin de preservar la vida, mantenerse sano y paliar la discapacidad y el dolor en la vejez”.

Precisamente, los hábitos saludables deberán instaurarse a lo largo de toda la vida, para obtener el resultado deseado. Se trata de una toma de conciencia y de proteger el cuerpo de enfermedades o padecimientos que pueden ser evitables.

Un comunicado de prensa de la OMS, publicado en septiembre de 2017, asevera que “insta a los gobiernos a redoblar sus esfuerzos en la lucha contra las enfermedades no transmisibles (ENT) para cumplir las metas acordadas mundialmente, en particular la prevención de la muerte prematura de millones de personas a causa de estas enfermedades, según se señala en un nuevo informe de la OMS”.

A nivel mundial, la situación de salubridad es preocupante, pues la misma depende de diferentes factores. Ciertamente, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS establece que es necesario adoptar medidas más determinantes para eliminar las limitaciones que se tienen a la hora de controlar las ENT.

Por otra parte, el Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, asevera que a nivel mundial no se está preparado para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la cual implica la reducción en un tercio de la tasa de mortalidad por enfermedades no transmisibles de aquí al año 2030. Esto pone de relieve un modo de enfrentar al mundo desde una perspectiva inteligente, para modificar de manera radical los hábitos dañinos para la salud.

¿Cómo tener una vejez libre de dolencias?

Si bien nada ni nadie puede predecir qué es lo que nos depara el futuro, la verdad es que mantener una vida saludable preveniente al ser humano de enfrentar situaciones de enfermedades y dolencias. Ciertamente, al instaurar un modo de vida mucho más sano se previenen enfermedades a corto y largo plazo.

Una dieta variada y libre de alimentos procesados es una buena manera de comenzar a instaurar hábitos de vida saludables. Precisamente, las frutas y las verduras aportan los nutrientes necesarios en cualquier régimen alimenticio además de prevenir enfermedades a largo plazo. Los alimentos procesados, no solamente no aportan los nutrientes necesarios, sino que además contienen un alto contenido de sodio y grasas tras, los cuales afectan directamente a la salud.

La hidratación del organismo resulta ser de vital importancia, por lo tanto, lo ideal es beber jugos exprimidos o bien agua. Lo más recomendable es no esperar a que la sed aparezca, ya que es uno de los signos más relevantes que el proceso de deshidratación ha comenzado.

Destacar que lo ideal es mantenerse alejado del humo del cigarrillo o en su defecto reemplazarlo por cigarrillos electrónicos hasta que finalmente pueda dejar ese hábito es una alternativa. En vapeadores de iVapeo existe una gran variedad de productos que ayudarán calmar la ansiedad de fumar.

Por último, se deberá practicar actividad física, pues es fundamental para mantener un estado óptimo de salud. Sin embargo, lo ideal es consultar a un especialista antes de comenzar cualquier actividad.

Mantener hábitos saludables le permite tener una mejor calidad de vida a lo largo de todo el ciclo vital.

Comenta esta noticia de Redacción Sur