• Inaugurada la muestra, de corte muy didáctico, que consta de 32 obras del artista estructuradas en diferentes bloques. Es organizada por La Térmica (Diputación de Málaga) y la empresa Gacma, con la colaboración del Área de Cultura del Ayuntamiento

Alhaurín de la Torre (Málaga).- Esta mañana ha sido inaugurada la exposición itinerante ‘Dalí. Obra Gráfica’, enmarcada dentro de la programación de Culturalh y organizada por el Centro Cultural Contemporáneo La Térmica, la Diputación de Málaga y la empresa Gacma Arte Contemporáneo. El objetivo principal de esta muestra, dado su fuerte carácter didático y educativo, es fomentar la participación escolar en la localidad promoviendo para ello visitas guiadas de los colegios e institutos, hasta el 25 de marzo, fecha de clausura de la colección. El horario de apertura es de lunes a viernes de 10 a 13,30 horas; de martes a viernes de 17 a 20 horas y los sábados de 11 a 14 horas.

El acto de apertura oficial ha tenido lugar esta mañana en la Sala Bryan Hartley Robinson de la Finca Municipal El Portón, con la presencia del alcalde, Joaquín Villanova; el concejal de Cultura, Mario Pérez, y  la comisaria de la muestra, Antonella Montinaro, además de otros concejales del equipo de gobierno y representantes del mundo docente local.

La muestra, que ya ha visitado varios municipios de la provincia, consta de 32 obras gráficas estructuradas en cinco grandes bloques, perfectamente recogidos en paneles explicativos, en los que se detallan temas relacionados con el artista y las técnicas básicas de su trabajo, concretamente en su último periodo de producción, de 1973 a 1982.

El visitante, en la sala, puede realizar un recorrido gradual y monográfico por la trayectoria del artista, sin perder de vista una perspectiva global histórico-crítica del contexto en el que la obra se ha ido gestando. La exposición contiene un primer bloque con una suite de grabados específicamente dedicada a la Historia de Don Quijote, personaje que creó una gran fascinación en Salvador Dalí, sobre todo por la fantasía y los sueños, a la vez que el Quijote tenía una actitud delirante frente a la vida, similar a la del artista. A través de sus grabados se entreve todo un perfil psicoanalítico de Don Quijote y Sancho Panza.

Los otros bloques giran en torno a Gala, modelo, musa y compañera inseparable de Dalí. Le sirvió de inspiración toda su vida. Son el símbolo de la pasión, de la pureza, y el olvido del erotismo y la sexualidad. Gala significó el refugio de todo aquello que rodeaba a Dalí, sentimientos con los que Dalí estuvo en lucha constante ya que le desviaban de su búsqueda hacia el camino real de Dios. El siguiente bloque se centra  en el erotismo ‘daliniano’  y sus implicaciones estéticas y simbólicas, que dan significado a muchas de sus obras. Dalí entendía el erotismo como un juego de reglas muy precisas donde cabe la belleza, la incertidumbre, la sutilidad, la perversión, la humillación, el dominio y como no, el surrealismo.

El cuarto bloque presenta el surrealismo y el método paranoico-crítico. El método paranoico-crítico nace en 1934, es un método espontáneo de conocimiento racional basado en la observación sistemática deasociaciones e interpretaciones delirantes. La actividad paranoica-crítica le permite al mundo delirante pasar al plano de la realidad. La exposición se cerrará con el quinto bloque, que se centrará en la religión, un tema por el que el autor muestra interés en una etapa ya avanzada de su producción artística. Prueba de ello es su grabado de punta seca ‘El jinete apocalíptico’ de 1974. En él, la alusión a la muerte, es una temática constante. En 1946 Dalí se convierte al misticismo y comienza una nueva etapa artística con referencias constantes al Renacimiento. Su actividad en esta etapa es frenética por la cantidad de pinturas religiosas que realiza.

La obra de Dalí muestra su gran capacidad de trabajo, de una fantasía y originalidad sin límites en el tratamiento de los temas, y rompe con todos los ismos que caracterizan el arte moderno que le precede.

El alcalde, Joaquín Villanova, ha hecho un llamamiento entre el profesorado presente en la sala para que contribuya a llevar a las aulas el contenido de la muestra y, propiciar excursiones escolares para conocerla in situ, aprovechando además el IV Centenario de la muerte de Cervantes (en 2016) y la celebración en 2017 del 470º aniversario de su nacimiento. “Es importante que los niños y niñas conozcan a Salvador Dalí en contacto directo con sus obras, y no solo a través de lo multimedia”, ha sentenciado.

Por su parte, la comisaria de la colección considera que Alhaurín de la Torre es un municipio privilegiado por sus equipamientos culturales y espacios únicos para traer exposiciones como éstas. “Nos hace mucha ilusión venir aquí y atraer sobre todo a los colegios, porque la vocación de la muestra es muy didáctica y vibrante, al alcance de todos los públicos”.

Comenta esta noticia de Redacción Sur