• Ambas organizaciones se reunieron ayer para consensuar el acuerdo programático, las condiciones mínimas del nuevo Gobierno, las bases fundamentales del bloque y una propuesta de hoja de ruta para comenzar las negociaciones con el PSOE

Jerez de la Frontera (Cádiz).- Representantes de Ganemos Jerez e Izquierda Unida mantuvieron una reunión en la mañana de ayer para ultimar el acuerdo que les permita afrontar como un único bloque las negociaciones con el PSOE para la posible conformación de un nuevo gobierno en Jerez.

Las dos formaciones coinciden en que, si bien la fórmula inicial de un gobierno en solitario del PSOE, arropado por la oposición constructiva ejercida por ambas, pareció funcionar bien al principio de la legislatura, es obvio que a estas alturas ha fracasado, de ahí que sea necesario buscar otras alternativas que proporcionen a Jerez un nuevo gobierno estable, solvente y resolutivo, que sea capaz de cambiar el rumbo de esta ciudad.

También comparten opinión con respecto a la necesidad de agilizar el proceso de negociaciones, ya que, de darse las condiciones propicias para formar ese nuevo ejecutivo, se debe hacer cuanto antes. “Difícilmente podríamos tener garantías para aplicar nuestras propuestas y ejecutar nuestros proyectos, declaran, si el proceso se alargase más allá de finales de febrero”.

En cuanto a los resultados del encuentro, informan, han alcanzado un acuerdo con respecto al bloque programático, si bien contemplan abrir más adelante un plazo para aportaciones de colectivos sociales si las negociaciones avanzan favorablemente. También han establecido un calendario para las reuniones con los socialistas, con quienes pretenden tener un primer encuentro a principios de la semana que viene.

En otro orden, durante la cita también se han abordado otros temas que entiende fundamentales a la hora de cerrar un posible acuerdo de gobierno, si bien han aplazado su cierre definitivo hasta que no se produzca ese primer intercambio de opiniones con el PSOE y conocer así, de primera mano, su predisposición real a  empezar de cero, creando un nuevo gobierno con miembros de las tres formaciones. La proporcionalidad de responsabilidades en base a la representación, la asunción de responsabilidades políticas por parte de los socialistas o el acceso a los recursos del gobierno, entre otros, han sido algunos de los temas tratados a lo largo la reunión.

Para finalizar, tanto el portavoz de IU como el de la agrupación de electores han querido dejar claro que, aunque los equipos de negociación de sus organizaciones están autorizados para tomar decisiones en el contexto de las negociaciones, en caso de que éstas culminen exitosamente, el documento final en el que se plasme el posible acuerdo tendría que ser aprobado por sus respectivas asambleas, las cuales tienen la potestad para poder vetarlo o exigir modificaciones.

Comenta esta noticia de Redacción Sur