Cádiz.- Desde VOX Cádiz queremos manifestar nuestro apoyo total a la Enseñanza Concertada en nuestra región, ahora que la Junta de Andalucía ha anunciado que cerrará líneas de la misma para los próximos cursos, aunque haya demanda social.

En VOX Cádiz creemos firmemente en la libertad de educación, el cual es un derecho que asiste ante todo a los padres, como señala el art. 27.3 de nuestra Constitución. Uno de los rasgos que caracterizan a las sociedades democráticas maduras es el pluralismo ideológico, frente a los estados totalitarios en los cuales hay una escuela única que obedece de forma unánime a los planteamientos ideológicos del poder político. Por eso, en España, tanto la libertad de crear centros como la libertad de cátedra están garantizadas constitucionalmente. Entendemos que la mejor manera de garantizar el pluralismo educativo es el cheque escolar, pero en tanto se implanta dicha política, creemos que el sistema de conciertos debe ser respetado. Los conciertos han permitido durante muchos años el derecho de los padres a escolarizar a sus hijos en centros con ideario propio, centros que se han caracterizado, además de por su calidad educativa demostrada en índices externos, por un uso racional y eficiente de los recursos públicos, produciendo de esta manera un bien para toda la sociedad. El enorme arraigo social que tienen estos centros de enseñanza entre nuestra población nos parece un dato esencial para una política de escolaridad que sea justa y democrática.

Entendemos que es un error oponer, como si fueran sectores antagónicos, la educación pública y la concertada o la privada. Precisamente porque creemos en la libertad, entendemos que la libre concurrencia de diferentes modelos permite a los ciudadanos elegir el enfoque pedagógico que considere más adecuado para sus hijos, lo cual beneficia a toda la sociedad. Nuestra declaración en favor de la concertada no supone que no apoyemos con el mismo énfasis a la enseñanza de titularidad pública así como a la privada.

La bajada de la natalidad y el retorno de muchos emigrantes a sus países de origen deberían hacer reflexionar a los gobernantes sobre la gravedad del problema demográfico al que se está empezando a enfrentar España, y sobre la insostenibilidad de todo el sistema. En cualquier caso, el descenso en el número de alumnos debería aprovecharse para una bajada general de la ratio de estudiantes por clase, reivindicación casi unánime de los sindicatos de profesores y que redundaría directamente en la calidad de la enseñanza.

En VOX Cádiz apostamos por un equilibrio razonable entre la enseñanza pública, la privada y la concertada, respetando los derechos de los profesionales y, sobre todo, el de las familias a educar a sus hijos conforme a sus convicciones, en el amplio marco que ofrece nuestra maltratada Constitución de 1978.

Comenta esta noticia de Redacción Sur