Este año los destinos para las vacaciones se están diversificando, los viajeros buscan nuevas experiencias en sus viajes y conocer lugares lejanos y exóticos que no estén masificados.

En los años pasados el turismo se centraba en visitar los lugares históricos y más comerciales como las grandes capitales de países como Milán, París, Barcelona o Nueva York. Incluso los viajes a destinos como las islas del Caribe eran los más reclamados.  

Sin embargo, esta tendencia ha cambiado y hoy en día muchos son los que se benefician de las ventajas de viajar a destinos exóticos.

En primer lugar, el precio de los lugares más famosos como Nueva York o Roma se disparan a causa de la alta demanda por parte de los turistas. Por el contrario, con los destinos exóticos siempre se encuentran precios muy asequibles.

Por ejemplo, los que desean conocer el mundo pueden beneficiarse de una oferta a Camboya. Este es un país que se encuentra en el continente asiático. Camboya tiene lugares como el Parque Arqueológico de Angkor, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Las ruinas de la ciudad que fue capital del Imperio Jemer, del siglo IX.

Los más atrevidos pueden dedicarse a practicar actividades como senderismo o submarinismo en la isla de Koh Rong. Esta isla posee unas playas paradisíacas por excelencia en las que relajarse y desconectar de la rutina.

Otro de los destinos que destaca por su belleza, calidad y buen precio es Colombia. Este es un país que tiene mucho por descubrir. Los viajeros más aventureros escogen viajar a Colombia para conocer sus rincones más recónditos y su cultura.

La buena noticia es que encontrar una buena oferta a Colombia es muy sencillo debido a que no es un destino turístico demasiado masificado.

Quien viaja a Colombia debe visitar Cartagena, la ciudad amurallada más conocida de este país. Los amantes de los sucesos paranormales tienen que visitar el Salto de Tequendama, una cascada de 127 metros, sobre este lugar corren las historias más truculentas.  

Estos destinos exóticos son ideales para escapar de la multitud, disfrutar de la soledad y la libertad a un precio que no se encuentra en las ciudades más famosas como destinos turísticos.

Muchos viajeros disfrutan además de la sensación de hacer algo diferente y conocer lugares que poca gente conoce. Sin duda, optar por un destino de estas características es una opción muy acertada.

Comenta esta noticia de Redacción Sur