• Susana Díaz con su apoyo a abstención del Partido Socialista Obrero Español en favor de un nuevo gobierno de Partido Popular que representa las políticas centralistas y retrógradas de Mariano Rajoy, acaba de traicionar a los andaluces que confiaron su voto a la actual presidenta.

Andalucía.- Un nuevo gobierno soportado por PP con ayuda del sector más derecha de PSOE y Ciudadanos, satélites del PP, significa de inmediato, más recortes para Andalucía, menos libertades, menos sanidad, menos colegios, menos ayudas sociales y menos futuro para todos los andaluces. Pero eso no es todo. De inmediato se cierran las oportunidades para las reformas constitucionales y territoriales, que tanta falta hacen para dar salida a las aspiraciones identitarias y nacionales de vascos, catalanes, gallegos y andaluces. Y eso es muy grave.

Una presidenta de Andalucía que, en vez de trabajar por los intereses de los andaluces, en vez de solucionar los graves problemas de sanidad, educación, paro, pobreza y un largo etcétera… se dedica a trabajar por y para sus propios intereses personales y políticos, con la mirada puesta más en ser la próxima presidenta del Gobierno de España a ser presidenta de los andaluces.

Una nueva traición política de las que los andaluces ya estamos cansados. No es la primera vez que ocurre. Ya tenemos el ejemplo de como Manuel Chaves dejo la presidencia de la Junta de Andalucía por salir corriendo a ocupar un puesto de ministro al servicio de la corona borbónica. Por tanto nada nuevo bajo el sol. Los socialista andaluces, a la vista de la experiencia, solo les interesa Andalucía, la Junta de Andalucía y el voto de los andaluces como trampolín para cambiarlos por sillones en Madrid.

Solo desde las reformas constitucionales, territoriales, políticas, económicas y sociales, esas reformas a las que hoy se ha negado el PSOE, será posible una Andalucía soberana, dueña de sus destinos lejos de los dictados egoístas centralistas. Momento es por tanto, de reclamar al pueblo andaluz responsabilidad a la hora de emitir su voto. Los andaluces, Andalucía no puede continuar secuestrada por los intereses partidistas del socialismo andaluz mientras no para de crecer las tasas de paro y de pobreza entre los niños y niñas andaluzas. Este ejemplo de egoísmo personal y político del PSOE-A, es la muestra más que evidente de que no son la solución a nuestros problemas, sino la causa de los mismos.

Es hora de que los andaluces volvamos la mirada a nosotros mismos, a los nuestros, a nuestra tierra, a los que como único objetivo, único fin es Andalucía a la hora de depositar su voto. Los andaluces/as no tenemos más alternativa que confiar en el nacionalismo andaluz como única salida a nuestros problemas. Solo desde el nacionalismo andaluz, en trabajo conjunto con los representantes de las demás nacionalidades del actual Estado español, podremos conseguir la nefasta política centralista, y darnos a todos la oportunidad de progreso que nos merecemos los andaluces, a pesar de las continuas obstrucciones del PSOE-A como máximo responsable de ello.

Comenta esta noticia de Redacción Sur