Madrid.- Desde el pasado 29 de diciembre un grupo de menores extranjeros no acompañados que se encontraban viviendo en la calle y dormían en un parque de Hortaleza (Madrid) se encuentran en paradero desconocido. Ante esta situación, Save the Children pide a la Comunidad de Madrid, que tiene la tutela de estos niños, que cumpla con su obligación de protegerles y de garantizar sus derechos.

El pasado mes de noviembre la Fundación Raíces y Save the Children denunciaron conjuntamente la situación de estos niños que duermen en la calle desde hace meses ya que se niegan a ir a los centros de acogida porque el sistema no les protege, les discrimina y no les proporciona los cuidados que debería. Algunos de estos menores relataron a ambas organizaciones que, en los centros de protección, se ven sometidos como castigo a condiciones de aislamiento, insultos y agresiones.

Como solución, a principios del pasado mes de diciembre, la Comunidad de Madrid derivó a este grupo de menores a un piso tutelado dirigido por la Asociación Mundo Justo en el municipio madrileño de Rivas–Vaciamadrid. Ante las presiones que recibió la Comunidad de Madrid, entre otros por parte del ayuntamiento del municipio el cual se opuso a que estos menores se instalaran en este piso, hicieron que el 16 de diciembre se volviese a derivar nuevamente a estos niños al centro de acogida de Hortaleza. Con motivo de esta decisión, los menores volvieron a escaparse del centro y se instalaron de nuevo en un parque cercano, pero desde el pasado 29 de diciembre no se ha vuelto a saber nada de ellos.

Ahora, ante la desaparición de estos niños, Save the Children muestra su preocupación por su situación y se ha dirigido a la Comunidad de Madrid para exigir que retome el modelo de intervención del piso de acogida de Rivas, ya que durante el tiempo que los menores estuvieron allí su evolución fue muy favorable. “El hecho de que se les haya devuelto a su situación anterior supone un paso atrás en la protección de sus derechos. En este proceso de decisión no se ha considerado que lo que debe primar es el interés superior de estos niños”, concluye Ana Sastre, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children.

 

Comenta esta noticia de Redacción Sur