• Los populares han estado hoy, coincidiendo con el debate en el Congreso de los Diputados para la derogación de esta figura legal, en la puerta del centro de salud de Las Lagunas
  • La parlamentaria andaluza, Esperanza Oña, y Ángel Nozal defienden la necesidad de mantener esta medida legal propuesta y aprobada por el gobierno nacional del PP en el año 2015

El presidente del Partido Popular de Mijas, Ángel Nozal, la diputada de la formación en el Parlamento de Andalucía, Esperanza Oña, y decenas de afiliados y simpatizantes han estado esta mañana en la puerta del centro de salud de Las Lagunas para recoger firmas y apoyos ciudadanos contra la derogación de la prisión permanente revisable que, precisamente hoy, pretenden llevar a cabo un grupo de partidos liderado por el Partido Nacionalista Vasco. En este sentido, los populares mijeños y un importante número de vecinos lo tienen claro, pues en apenas cuatro días, se han recogido más de 1.000 firmas en el municipio.

Aunque los populares llevaban varias semanas captando apoyos vecinales en la sede, esta semana –desde el pasado lunes- se ha hecho lo propio en la calle. El apoyo de los mijeños ha sido abrumador, pues, en apenas cuatro días se ha traspasado la barrera de las 1.000 firmas.

“Es prisión revisable. Aquella persona que se arrepienta y tenga los parabienes técnicos que indican que se puede reinsertar en la sociedad tiene derecho a recuperar la libertad. Lo que no puede ser es que personas que son asesinos por enfermedad y no se arrepientan y salgan a la calle sabiendo que puede volver a pasar. La sociedad civil no tiene que vivir con el pánico de que haya un asesino, un violador o cualquier criminal sin reinsertar”, manifestó el líder de los populares mijeños.

Nozal avanzó que si el Congreso hoy decide iniciar la derogación de esta medida aprobada por el PP, “la mayoría social que hay en la calle pedirá un referéndum para que sea la que ponga sentido a este tema capital”.

Por su parte, Oña destacó que, “en el mundo civilizado y garantista de los derechos humanos, lo normal es que exista la figura de la prisión permanente revisable”. Asimismo, afirmó que el triste episodio que España ha vivido con el asesinato del niño Gabriel “nos vuelve a recordar que la Justicia española tiene que dar respuesta” a esta clase de delitos.

“Hay crímenes que son de una verdadera crueldad. Y no podemos tener la percepción general de que matar a una persona signifique siete u ocho años de cárcel. Me gustaría que, en este asunto, todos tuviéramos menos política y más conciencia. Con eso bastaría. Me gustaría que el PSOE supiera que, muy posiblemente, sus bases no estén de acuerdo con lo que parece que van a hacer hoy”, dijo.

Comenta esta noticia de Redacción Sur