Estos equipos pensados para los más exigentes en el sector de la informática suelen tener asociado un precio elevado, salvo que sepas cómo y dónde buscar.

Hemos festejado, hemos celebrado, nos hemos reunido y hemos tenido infinidad de motivos para sonreír; pero también para arrasar con nuestros ahorros. Las navidades están llegando a su fin con un último tirón que promete disparar aún más los gastos gracias, sobre todo, a los regalos y demás compras que quedan pendientes para última hora.

Ahora que muchos están haciendo esas compras a toda prisa para poder rematar las listas de regalos, toca no solo rascarse los bolsillos, sino también la cabeza para saber con qué acertar. Por suerte, la imperante presencia de las nuevas tecnologías en nuestro día a día hace que, precisamente, los productos electrónicos sean casi siempre la llave hacia el acierto. Muchas listas de regalos, o incluso personas que no las escriben, tienen entre sus deseos aparatos como reproductores MP4, teléfonos móviles, tablets, ordenadores portátiles e incluso ordenadores sobremesa (más información).

Estudiantes, sobre todo los que cursan estudios avanzados, suelen decantarse por los dos últimos; pero los que son unos auténticos entusiastas de la informática prefieren, ante todo, un completo equipo que tenga monitor, teclado, ratón y, por supuesto, una torre con los mejores componentes del mercado o bien un ordenador sobremesa. Seguir esta máxima trae consigo algo bastante caro, pero capaz de ofrecer un rendimiento a años luz de cualquiera de los otros dispositivos que mencionábamos antes.

Las diferencias entre un portátil y un ordenador de sobremesa radican sobre todo en ese abismal salto en cuanto a desempeño; aunque también en otros factores. El más llamativo es algo que salta a la vista: el tamaño. Evidentemente, un sobremesa ocupa mucho más espacio que un equipo pensado para llevarse en la mano. Sacrifica la movilidad y, a la vez, permite conseguir más potencia por el mismo precio.

Las especificaciones de un pc sobremesa que valga exactamente lo mismo que un pc portátil suelen ser siempre superiores. Y es que, al no tener la restricción del factor forma, la tecnología que se emplea para la fabricación de sus componentes es más barata. Debido a esto, suele ser la elección predilecta de los que necesitan algo con la suficiente capacidad como para realizar su trabajo sin problemas , o para los que simplemente desean disfrutar de los videojuegos más exigentes sin problemas de rendimiento.

Claro, conseguir este objetivo suele suponer un gran desembolso, algo letal sobre todo en estas fechas. Sin embargo, es posible hacerse con uno sin pagar tanto, y todo gracias a ciertos portales que pululan por la red de redes.

Ordenadores sobremesa

Hacerse con un ordenador sobremesa potente sin pagar demasiado es posible

¿Cómo? Lo primero es hacer una pequeña sesión de investigación por las secciones de promociones y ofertas de las tiendas tanto físicas como online. Pero, probablemente, lo que encuentres aquí no termine de encajar con lo que necesitas. Por suerte, hay otra solución que viene de la mano de los ordenadores de sobremesa de segunda mano y los reacondicionados.

Ordenadores sobremesa de segunda mano

Equipos cuyos dueños ponen a la venta por el motivo que sea. Son pcs que, evidentemente, han sido usados por su anterior propietario y que, debido a esto, reciben una considerable rebaja en su precio. Las razones por las que están a la venta pueden ser un factor que influya notablemente en la cuantía a pagar. Por ejemplo, algo que esté deteriorado posiblemente valga muchísimo menos que su precio nuevo. Conviene valorar si vale la pena tener algo con desperfectos a cambio de pagar menos o, por el contrario, es mejor buscar algo que se encuentre en mejor estado a nivel estético.

Es altamente recomendable echar un vistazo antes de proceder a la compra. Comprobar su funcionamiento y que todo está en orden y buen estado. De todas formas, muchas tiendas online cuentan con un sistema de categorías que sirve para conocer de forma aproximada el estado de un equipo con solo ver la clase a la que pertenece.

Ordenadores sobremesa reacondicionados

Esta otra alternativa también se aplica a ordenadores que no son completamente nuevos pero que, esta vez, han pasado por las manos del fabricante por una devolución o reparación, o incluso están sin tocar debido a que han formado parte de un expositor. En estos casos, el vendedor se asegura previamente de que funcionan, llegando incluso a establecer una garantía para que el consumidor devuelva en caso de no estar conforme.

Como alternativa para hacerse con un ordenador de escritorio potente sin pagar demasiado es bastante fiable. De hecho, es más que probable que, visitando la sección de reacondicionados de cualquier cadena de tiendas, te topes con equipos que están totalmente nuevos pero con un precio que puede llegar a ser incluso la mitad de lo normal.

Comenta esta noticia de Redacción Sur