El Frente por la Libertad / Front per la Llibertat es el inicio, por parte de la sociedad civil que se siente republicana y soberanista, de un movimiento ciudadano y democrático, que luchan juntos por los cambios en la actual estructura del Estado español, para adecuarla a las necesidades actuales de la sociedad democrática del bien entrado siglo XXI, basado en las libertades sociales, civiles y del irrenunciable derecho a decidir de los pueblos, sin el que es imposible una plena democracia.

A la vista de la imposibilidad de que ninguna nación integrada en el actual estado será capaz de conseguir estas reformas democráticas y el derecho a decidir por sí misma, menos aún por la vía unilateral, es necesario comenzar, desde la propia sociedad civil, un camino codo con codo, con todos los demócratas del Estado, que nos lleve al corazón de la Política española, con las armas que marcan en la actualidad, tanto la Constitución del 78, como la injusta Ley electoral vigente, y, desde ahí, realizar las reformas necesaria para  alcanzar la plena democracia y el derecho a decidir de los pueblos, como comienzo de un nuevo e ilusionante futuro en pleno entendimiento, solidaridad, prosperidad y democrática convivencia entre todos los pueblos.

Sin cambios estructurales los ciudadanos y ciudadanas no podremos progresar en ninguno de los ámbitos, ya que la propia política actual, sigue agarrada al pasado y de ese modo es imposible el progreso de ninguna sociedad. Es por ello que los demócratas de dos Naciones como Catalunya y Andalucía, dan un paso adelante y se ponen en cabeza de la lucha por la recuperación de la plena democracia. Contra los que intentan separar a dos pueblos que comparten cultura, mar Mediterráneo, y sobre todo el amor por las libertades, juntan sus fuerzas e ilusión por los cambios políticos, tan necesarios, desde el convencimiento que, sólo desde la unidad de los demócratas de los distintos territorios del Estado español, podremos conseguir cambiar esta inmóvil y atrasada realidad que nos afecta a todos por igual.

Es por ello que del mismo modo que Catalanes y Andaluces han dado este primer paso hacia la unidad de acción, pedimos a los ciudadanos, agentes sociales y colectivos demócratas del resto de naciones del Estado, que se sumen a esta iniciativa, ya que cuantos más seamos, más fuerzas tendremos y, por tanto, más rápido podremos conseguir los objetivos de democracia, prosperidad y felicidad que buscamos.

Al presentar una lista electoral única a nivel del Estado, desde el respeto a las identidades que la componen, a la realidad nacional de sus territorios y desde los objetivos comunes que nos unen, conseguiremos llevar esta nueva ilusión social a las elecciones municipales, autonómicas, estatales y europeas para que, desde ese modo, permeabilice todas y cada una de las actuales estructuras del Estado y así poder cambiarlas desde dentro, con las reformas legales necesarias para ello.

Comenta esta noticia de Redacción Sur