Málaga.- Manuel López, presidió el acto de inauguración de las II Jornadas de Acondroplasia de Málaga, que tuvieron ayer como sede el Edificio de Promoción de El Peñón, con la presencia de unas 300 personas entre pacientes, familiares y profesionales relacionados con trastornos óseos de crecimiento de todo el territorio nacional.

Este encuentro tenía por objetivo abordar los últimos avances en el tratamiento integral de este tipo de dolencias, que no sólo afectan a nivel físico, sino también a nivel psicosocial. La Fundación Pública Andaluza para la Investigación de Málaga en Biomedicina y Salud (FIMABIS) fue la organizadora de este encuentro, junto a los hospitales públicos de la capital malagueña, y contó con la presencia de representantes de la fundación nacional para personas que sufren de acondroplasia, ALPE.

En este encuentro, denominado “En torno a la Acondroplasia y otras displasias óseas: investigación con y para las familias” también participaron nutricionistas, orientadores, logopedas, educadores y especialistas en atención temprana relacionados con este tipo de dolencias, que afectan al crecimiento de los miembros superiores e inferiores, y que se manifiesta desde el nacimiento.

Cabe destacar además la presencia y la participación de afectados y familiares, que expusieron sus experiencias a lo largo de la reunión, y que estuvo dividida en siete mesas. Durante las jornadas, quedó patente el apoyo de las instituciones y se profundizó en las relaciones personales, el intercambio de ideas científicas y la puesta en común de los conocimientos sobre muchos problemas.

Manuel López agradeció que se hubiese elegido a Alhaurín de la Torre como sede del congreso y disculpó la ausencia del alcalde, Joaquín Villanova, por problemas de agenda. Al teniente de alcalde le acompañaron varias concejalas del Equipo de Gobierno.

Comenta esta noticia de Redacción Sur