Málaga.- Los bomberos de Málaga, ante la situación de precariedad laboral en la que se encuentran después de 17 años de mala gestión, han iniciado el pasado mes de diciembre un encierro-protesta reclamando al alcalde Francisco de la Torre un plan laboral digno.

Reclaman una mejor gestión por parte de los responsables municipales, la renovación de los equipos de trabajo, el mantenimiento adecuado de los vehículos e instalaciones, la regularización de su jornada laboral, un Reglamento nuevo -ya que el anterior es de 1959-, Además, solicitan que se aplique según establece la Ley de Emergencia de Andalucía, una reclasificación profesional adecuada, como la que requiere una ciudad tan importante como la nuestra.

De acuerdo con todo ello, desde Izquierda Unida de Málaga Ciudad apoyamos a los bomberos de Málaga en sus reivindicaciones laborales, que en definitiva es en la seguridad de la población malagueña, para que de una vez por todas el equipo de gobierno municipal subscriban sus reclamaciones.

Comenta esta noticia de Redacción Sur