• “Desde C’s nos negamos a que sean los ciudadanos quienes paguen con subida de impuestos y tasas los desajustes económicos del Ayuntamiento, fruto de una auténtica falta de previsión y planificación del pasado”, asegura Francisco Rodríguez Ríos

Granada (Armilla).- El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Armilla, Francisco Rodríguez Ríos, ha mostrado su pesar por los presupuestos propuestos por el equipo de gobierno del municipio, a los que no considera “ni reales, ni ajustados, ni sociales ni con el impulso necesario para liderar la dinamización económica del municipio”. Rodríguez Ríos ha asegurado que esas son algunas de las razones por las que su grupo votó en contra de los presupuestos en el pasado pleno del Ayuntamiento de Armilla, además de por la demostración del equipo de gobierno del PSOE junto al tránsfuga Domingo Sola de su “nulo interés por dialogar, consensuar y llegar a acuerdos con la oposición” y por el rechazo de las enmiendas y propuestas planteadas por el grupo de Ciudadanos.

Rodríguez Ríos ha dibujado la situación económica real que atraviesa el Consistorio de Armilla, con un capítulo de ingresos “totalmente incierto”, con un déficit estructural de más de 4,5 millones de euros y un pendiente de cobro de los últimos años de más de 5,5 millones de euros, de los cuales más de 3,4 millones de euros son de dudoso cobro.

“Consideramos que ha existido una débil gestión en la recaudación municipal”, ha apuntado el portavoz, quien ha aseverado que “el  verdadero problema” en la economía municipal se debe a que “en los últimos años ha existido una caída brusca de los ingresos, fundamentalmente en licencias urbanísticas, convenios, tasas y servicios e impuestos indirectos, al mismo tiempo que no se ha tomado ninguna medida para ajustar los excesivos gastos de personal”.

Rodríguez Ríos ha criticado la “poca eficiencia” de los presupuestos planteados por el equipo de gobierno, que no proponen ninguna medida para el futuro salvo la subida del agua, el saneamiento, la basura, el parking público y posiblemente también el IBI con relación a la revisión de los valores catastrales: “Desde C’s nos negamos a que sean los ciudadanos quienes paguen con subida de impuestos y tasas los desajustes económicos del Ayuntamiento, fruto de una auténtica falta de previsión y planificación del pasado”.

Asimismo, el portavoz también ha lamentado el poco carácter social de los presupuestos, que mantienen la misma cantidad en este apartado que la del año 2016, teniendo en cuenta además que hubo un remanente de tesorería que no se gastó en la partida prevista para ayuda económica a las familias.

Rodríguez Ríos ha resaltado la “posición constructiva” de su grupo municipal, que ha buscado en todo momento “consensuar razonablemente los presupuestos” debido a la situación complicada del Ayuntamiento. En este sentido, ha añadido que su grupo presentó en tiempo y forma un total de seis enmiendas y diez propuestas de actuación en el pleno municipal sobre aspectos como ejercer un mayor liderazgo económico desde el Ayuntamiento en el municipio; subir las inversiones reales, proponiendo la mejora de la comunicación peatonal del Centro Nevada con las rotondas del PTS y construyendo una acera de seguridad en el carril de servicio de entrada al centro comercial; amortizar las plazas por jubilación que se produzcan en el Ayuntamiento excepto en el servicio de policía municipal; congelar el IBI y mantenerlo igual para el año 2017 y, por último, sacar a la Feria de Muestras de la rutina en la que se encuentra, impulsándola con medidas de inversión necesarias, profesionalizándola y y abaratando los costes para el ayuntamiento.

“Lamentamos que el equipo de gobierno y el concejal Rafa Criado, responsable del desajuste económico del Ayuntamiento, decidieran no aceptar ninguna enmienda ni propuesta de C`s, condenando al Consistorio a más de lo mismo para este 2017”, ha expuesto el portavoz, quien considera que las medidas que planteaba su grupo suponían un mayor liderazgo económico del Ayuntamiento en el pueblo, una mayor viabilidad, una mejor justicia social y el reparto de las cargas con una reducción de las incertidumbres y los riesgos para el futuro.

Comenta esta noticia de Redacción Sur