Málaga.-  Cargos públicos y orgánicos de Izquierda Unida en la provincia participaron hoy sábado en la tradicional caminata por la antigua carretera que une la provincia con Almería y que fue escenario de la masacre de miles de personas que huían tras el levantamiento de 1936.

La conocida popularmente como Desbandá cumple 80 años y con esa máxima tendrán lugar numerosos actos a lo largo del camino, además de los ya realizados hasta ahora como los protagonizados esta mañana por descendientes de republicanos que huyeron a Francia ante la escalinata del Ayuntamiento de Málaga.

Durante el encuentro de esta mañana, la viceportavoz del grupo municipal de Málaga para la Gente, Remedios Ramos, leyó ante los presentes la carta que la Plataforma Unitaria Málaga Republicana (en la que se integra ese grupo municipal, IU o el PCE) ha enviado al actual monarca, como jefe de las Fuerzas Armadas y del Estado, Felipe VI, para que reconozca públicamente que el Ejercito fue el causante de crímenes de guerra y lesa humanidad en el periodo comprendido entre julio de 1936 y abril de 1939.

La marcha en homenaje a las víctimas de la carretera Málaga-Almería saldrá a las 10,00 horas de la plaza del Obispo y llegará al Peñón del Cuervo sobre las 14,00 horas. A la misma han anunciado su presencia el coordinador provincial y parlamentario andaluz, José Antonio Castro, la diputada nacional de Unidos Podemos, Eva García Sempere; los concejales de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, así como el secretario provincial del PCA, Efraín Campos, el vicesecretario general del PCA, Juan de Dios Villanueva, entre otros.

Comenta esta noticia de Redacción Sur