• Villanova denuncia la “total falta de transparencia” de la Consejería de Medio Ambiente por encargar un estudio con este emplazamiento, en contra de lo que dicen el POTAUM y el PGOU de Málaga. “Nos opondremos con todos los recursos posibles, políticos y judiciales”, anuncia el alcalde

Alhaurín de la Torre (Málaga).- El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, a través de su alcalde, Joaquín Villanova, desea mostrar su más “enérgico rechazo” a los planes ocultos de la Junta de Andalucía, que ha planteado ubicar la llamada depuradora comarcal Guadalhorce Norte en el término municipal alhaurino, cerca de la barriada El Romeral, según un estudio autonómico que el Consistorio ha podido conocer y que no había sido comunicado por la administración regional. “Nos opondremos con todos los recursos posibles, tanto políticos como judiciales”, ha señalado el regidor, que ha denunciado la “total falta de transparencia e información” por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta.

El Ayuntamiento recuerda que, siempre que se ha hablado del saneamiento y la depuración del Bajo Guadalhorce, se ha puesto de relieve la necesidad de una planta depuradora que en todos los proyectos aparecía situada en la zona norte del Valle del Guadalhorce, en la margen izquierda del río y en el término municipal de Málaga. Se trataba de una infraestructura llamada a solventar los problemas de depuración de barriadas de Málaga como el Puerto de la Torre, así como a tratar los vertidos de Cártama o de Alhaurín de la Torre, que actualmente cuenta con un colector general que los conduce hasta la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) del polígono industrial Guadalhorce de la capital, una instalación esta última que vería notablemente reducido el caudal que ahora soporta con la nueva planta.

Dicha ubicación en el margen izquierda del río no es caprichosa, sino que se recogía en los planos de infraestructuras del POTAUM (Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga, que fue redactado por la entonces Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio y aprobado mediante Decreto 308/2009 del 21 de julio) y en el propio PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) de Málaga, aprobado a su vez definitivamente en julio de 2011. Sorpresivamente, y frente a lo recogido en el planeamiento urbanístico y en numerosos documentos de la Junta, el Ayuntamiento ha conocido de forma casual el llamado ‘Estudio de alternativas para la ubicación de la EDAR Norte, 1ª fase. Aglomeración de Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande y Cártama’, a cargo de una consultora de ingeniería y encargado por la Dirección General de Infraestructuras y Explotación del Agua de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Este estudio sitúa la que ahora llaman Nueva EDAR Málaga-Norte en terrenos en el término municipal de Alhaurín de la Torre, concretamente en el margen izquierdo de la carretera Churriana-Cártama, junto a la barriada de El Romeral. “En ningún momento nadie de la Consejería se ha puesto en contacto con este Ayuntamiento para comentar que se había encargado un nuevo estudio para ubicar la EDAR del Guadalhorce, ni nadie lo ha hecho tampoco por parte de la consultora ni de ningún equipo técnico. Este Ayuntamiento se ha tenido que enterar a través de Endesa, por la petición que la consultora ha realizado a esta compañía para la previsión de las posibles cargas eléctricas que demandasen las nuevas instalaciones”, explica el concejal de Obras e Infraestructuras, Gerardo Velasco, que ha anunciado que se llevará a pleno una moción para rechazar estos planes de la Junta de Andalucía, ya que se ha encargado y realizado un proyecto con total desprecio al Ayuntamiento, cambiando la ubicación de la depuradora y situándola ahora junto a una de las barriadas más pobladas del municipio, todo ello sin información pública alguna.

El equipo de gobierno entiende que esta forma de proceder es más propia de políticas de un oscuro pasado que de actuaciones que tienen que ser consensuadas forzosamente, con la colaboración de las administraciones. Por ello, se pondrá a disposición de todos los vecinos de El Romeral los servicios técnicos y jurídicos municipales para que, si así lo consideran y en defensa de sus intereses, puedan realizar las alegaciones oportunas contra esta ubicación. No obstante, el Consistorio tiende la ano, como ha hecho siempre, a la Consejería de Medio Ambiente para trabajar juntos para resolver el problema del saneamiento del Guadalhorce, pero desde luego “sin ningún tipo de imposición y respetando todo lo que ahora se ha previsto en el planeamiento”.

“EL PSOE TAPA LAS VERGÜENZAS DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA”

Por otro lado, el alcalde, Joaquín Villanova, ha lamentado que el PSOE del municipio se dedique a “tapar las vergüenzas de la Junta de Andalucía” en referencia a la contaminación del río Guadalhorce y a la falta de infraestructuras en materia de depuración. Villanova tacha de “intolerables” las acusaciones de los socialistas de culpar al Ayuntamiento de los planes de sus compañeros de partido de la Junta en cuanto al nuevo emplazamiento de la depuradora, recordando que se trata de “una competencia de la Junta, que es la que tiene que decidir la ubicación y el tipo de planta”.

En este sentido, ha recordado que el Consistorio de Alhaurín de la Torre siempre ha exigido, a través de varias mociones, que la citada planta, que se planteaba en el término de Málaga, se emplazara “lo más alejada posible” de las áreas habitadas y que para su construcción se utilizara tecnología de última generación para minimizar molestias y su impacto visual y paisajístico. El regidor lamenta que los socialistas de Alhaurín estén queriendo sembrar la alarma y confundir a la ciudadanía en este asunto.

“El PSOE debería explicar por qué es el único partido de la Corporación que vota en contra de mociones para instar a la Junta a que acelere la depuración integral del Guadalhorce, como hizo hace solo unos meses. Los socialistas anteponen como siempre los intereses partidistas a los intereses de Alhaurín. Prefieren tapar las vergüenzas de la Junta de Andalucía y que Alhaurín de la Torre, siendo el único pueblo de la comarca que depura sus aguas residuales, tenga que seguir sufriendo los vertidos del resto de municipios al río”, ha indicado Villanova, que recuerda que los alhaurinos han abonado a la Junta ya 4 millones de euros en concepto de un canon de depuración, sin que la administración autonómica cumpla con sus obligaciones, lo que, además de cuantiosas sanciones de la UE para Andalucía, puede acarrerar graves consecuencias medioambientales.

Comenta esta noticia de Redacción Sur