• La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Cádiz desestima de manera firme el recurso de apelación presentado por el ex-vocal socialista de la Junta Vecinal de Torrecera, Agustín Vega Pérez, contra el auto que acordó anteriormente el sobreseimiento de la causa.
  • Bertolet: “Si bien esta resolución judicial era de esperar, y por ello estaba tranquilo, estoy muy satisfecho porque la Justicia ha puesto freno a quienes intentan ganar en los juzgados lo que perdieron en las urnas.”

Jerez de la Frontera (Cádiz).- La Audiencia Provincial de Cádiz ha ratificado mediante Auto firme la resolución de sobreseimiento emitida por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Jerez de la Frontera con respecto a la demanda presentada contra Manuel Bertolet, Alcalde de Torrecera, por haber procedido al abastecimiento de agua de varios vecinos de la localidad.

El Auto deja claro que tanto el Ministerio Fiscal como el Juez instructor, así como la propia Audiencia Provincial, no consideran que los hechos denunciados revistan carácter delictivo. Así, con respecto al delito de defraudación, la resolución expone que “la controversia que subyace en relación a la competencia para realizar el suministro de agua en Torrecera es de índole administrativa y debe encontrar solución en dicha sede”.

En cuanto a la denuncia por delito contra la salud pública, basada en la acusación de que los empleados del Ayuntamiento de Torrecera no están suficientemente capacitados para las operaciones técnicas aparejadas al abastecimiento de agua, los Magistrados han señalado que “no basta para ello denunciar genéricamente la posible existencia de este delito sino que se han de concretar qué actuaciones llevadas a cabo por los empleados del Ayuntamiento suponen un riesgo para la salud pública, y ello no se ha concretado”.

Bertolet se ha mostrado muy satisfecho por este fallo judicial, al cual ha calificado como una victoria más ante la campaña de acoso y derribo que viene sufriendo por parte  del PSOE local, quienes, auspiciado por Aqualia y sus intereses en la pedanía, intenta ganar en los juzgados lo que ha perdido en las urnas.

En este sentido, el alcalde ha manifestado que “más allá del acto deleznable de presentar una demanda en calidad de un cargo público que ya no se ostenta, como ha hecho el ex-vocal socialista de la Junta Vecinal de Torrecera, o de que se realice con la clara intención de inhabilitarme para el ejercicio político y conseguir así que quien fuera candidato de los socialistas en las pasadas elecciones pueda acceder a la alcaldía de este pueblo por la “gatera”, lo que más me indigna es que, con tal de conseguir el objetivo, les da igual poner en duda la cualificación y desprestigiar el trabajo de los empleados de este Ayuntamiento, o anteponer los intereses de una multinacional a los de sus propios vecinos”.

Comenta esta noticia de Redacción Sur